Política educativa excluyente, desigual y discriminatoria.

Son tantas las noticias de avasallamiento de derechos en estos días, que no sorprende otra decisión por parte de la gobernadora en desmedro de la educación pública.


Los considerando de la resolución 1657/17, por la cual se hace efectivo el cierre de los primeros años en los bachilleratos de adultos de toda la provincia, y progresivamente en los años posteriores, justifican el mismo en razón de intensificar las políticas educativas tendientes a lograr la inclusión al Sistema Educativo Provincial de la totalidad de los alumnos que no hayan completado sus estudios. Claramente estas palabras rozan lo cínico, y dejan en manifiesto que quienes tomaron la decisión desconocen el significado de garantizar el derecho a la educación a lo largo de toda la vida, posibilitando cumplir la obligatoriedad escolar exigida, que ellos también mencionan en la justificación de la medida tomada.



Así, a partir del 1° de enero del año 2018, la educación en la provincia dejó de ser inclusiva, igualitaria, de darles oportunidades a personas mayores que no pudieron estudiar, a jóvenes que por diferentes circunstancias no lo hicieron y quieren retomar sin dejar de trabajar, a mujeres con hijos los cuales pueden dejar en la guardería mientras ellas cursan.


Es importante entender que las ¨diferentes ofertas educativas¨ de las que habla la resolución como opción de educación secundaria a mayores de 18 años, incluyen únicamente los llamados CENS (Centros Educativos de Nivel Secundario), Institución que existe en Bolívar pero no brinda un horario vespertino para los adultos que trabajan y es la única posibilidad que tienen de estudiar, tengamos en cuenta además, que no posee espacio físico propio compartiendo edificio con el ISFD n°27.


Particularmente, hace casi 26 años que trabajo ahí en el Bachillerato de Adultos, imaginen cuantos alumnos tuve a lo largo de estos años (los mejores de mi vida laboral) inmensamente orgullosa de cada uno de los egresados sabiendo que hoy son profesionales, universitarios, colegas , etc y por ser parte de esa educación brindada por la querida Escuela Media N°2, puedo asegurar que cada uno de ellos tiene el mejor recuerdo y el más grande agradecimiento por todos los que ahí hemos trabajado y aún lo seguimos haciendo, (directivos, bibliotecarios, preceptores, profesores, personal auxiliar) lo demuestran constantemente cuando la vida nos junta en algún lugar reconociéndonos y reivindicando el paso por la escuela con una frase simple y amorosa “fue el mejor momento de mi vida”.


¿Y ahora qué? ¿ esto se termina? ¿Así como así? De un plumazo desaparecemos… siento tanta impotencia, dolor, tristeza, furia que es imposible no brotar en llanto en cada palabra que escribo.


La resolución no es clara si bien establece que el personal docente mantendrá la continuidad de derechos y obligaciones según el artículo 14 de la Ley Provincial 13688 no específica como se hará, el personal docente titular pertenece a Secundaria y nos preguntamos ¿qué pasa con ellos?, ¿los sacan del nivel y los pasan a una modalidad? Aclaro que educación secundaria tiene escuelas y adultos tiene centros, uno es un nivel y el otro una modalidad¿cómo funcionarán las aulas de aceleración? ¿los alumnos entre 15 y 17 no deberían estar en la secundaria?


Hoy el gobierno provincial ignora deliberadamente la responsabilidad principal e indelegable de proveer y garantizar una educación integral, inclusiva, permanente y de calidad para todos. Pero eso no significa que nosotros también debamos hacerlo, hoy más que nunca tenemos que alzar la voz a favor de la justicia social y la libertad de enseñar y aprender, para defender un derecho fundamental como es la educación pública gratuita e inclusiva.


Frente de Educación de Unidad Ciudadana Bolívar.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas