top of page

"Actualidad deportiva bolivarense": FÚTBOL FEDERAL “A” - Edición 2023 – Semifinal

Redacción: Luis Paz

Fotografias :Fatima Sierra



“El Club Ciudad fue derrotado en la semifinal por Douglas Haig de Pergamino y concluyó su actuación en el Torneo Federal A edición 2023”


En el Estadio Miguel Morales de Pergamino se jugó una semifinal del Torneo Federal A 2023 que enfrentaba al local Douglas Haig contra el Club Ciudad de Bolívar. En una cancha colmada de espectadores locales, con un ambiente propio de una final y con un campo de juego en buenas condiciones se disputó este partido eliminatorio con una temperatura asfixiante en el momento del partido.



Del partido en sí voy a hacer algunos comentarios puntuales, no me voy a detener mucho en las jugadas ni en el desarrollo total, dado que ya con el resultado conocido creo no merece tanto análisis. De movida y a manera personal confieso que la formación de Ciudad me produjo algo de incertidumbre dado que se veía que el DT optó por jugar un esquema 4-4-2 pero sin poner a un mediocampista central clásico, que conociera esa posición (F. Suárez quedó en el banco), optando por cubrir ese lugar con N. Yeri y enviando por la banda derecha a F. Aguerre que tiene un ida y vuelta constante (por eso sería la elección).



El comienzo fue muy intenso y Ciudad salió a buscar el gol, sin tener mucha posesión pero con mucho empuje. Así a los 8:45´ ante un córner de la derecha, se produce un rebote defensivo y la pelota le queda alta en el área chica a L. Vázquez que ensaya una media chilena y logra colocar la pelota a la derecha de Carrera que no puede despejar. Este tempranero gol, hace replantear las tácticas del partido para los dos equipos, ya que el local es el que tiene que buscar la igualdad, y Ciudad quiere conservar la ventaja para clasificar a pesar que falta mucho partido por jugar. Entonces se nota que es el local quien maneja la pelota haciéndola circular desde el fondo y Ciudad no puede tener el dominio del mediocampo especialmente y apela al pelotazo desde el fondo para los delanteros. El partido transcurre así, con muchas detenciones producto de los roces porque se juega al límite pero el que domina el juego es el local quien llega a cercanías del área visitante pero no logra concretar el empate. El club Ciudad no puede controlar la pelota en el medio, ya que no consigue la tenencia por mucho tiempo y está como partido en dos, recurriendo siempre al pelotazo a dividir, con lo que los locales prácticamente ganan esas pelotas divididas. De esta forma se termina el primer tiempo, con la ventaja de Ciudad por ese gol de L. Vázquez pero con el dominio territorial de los Rojinegros que obligan a los Cele a defenderse en su propio campo.



El segundo tiempo comienza con un cambio en los locales con el ingreso de P. Mazza que se posiciona sobre la derecha para agregar juego y experiencia a esa banda. El partido es casi todo del local, ya que Ciudad no consigue armar esas pequeñas sociedades que en algún momento del año tuvo en el mediocampo, y la pelota le dura poco ya que I. Roldán no tiene socios con quienes jugar en corto y por eso los delanteros no pueden ser abastecidos para crear peligro. El empuje de los locales es constante y Ciudad se abroquela en su campo, esperando que transcurran los minutos y poder llevarse la clasificación tan ansiada. Douglas pone a todos los jugadores al ataque mientras que Ciudad tiene a sus 11 jugadores en el campo propio formando una muralla para defender solamente. Acá voy a hacer mención a una frase que no recuerdo quién la decía, pero que es especial para este tramo del partido: “la mejor defensa es un buen ataque” supe escuchar y creo que tiene algo que ver con este partido, porque a mediados del segundo tiempo es cambiado I. Roldán para que entre F. Guerra (un delantero creativo que se vá para que entre un defensor). Con el resultado ya sabido es muy fácil hacer algún comentario, pero esto lo ví en el momento que sucedió, y también luego resultó que ese cambio no generó lo que se buscaba. También teniendo en el banco a dos delanteros de peso como G. Urquijo y A. Troncoso no me pareció conveniente dejarlos sin entrar, pero esto es de modo personal. Se aguantó hasta los minutos finales porque recién a los 33´ del segundo tiempo vino el empate pero a esta altura ya era muy difícil volcar el dominio ejercido por los locales y había que salir en busca del gol que permitiera la clasificación con un equipo en cancha que estaba más para defender que para atacar. Así es que se hacen los cambios de A. Troncoso por L. Vázquez y a los 34´de G. Urquijo por F. Guerra que había entrado a los 9´del segundo tiempo y jugó solamente 25 minutos. Ya en la parte final del partido, con Ciudad volcado al ataque sin muchas ideas, jugando ya los 4 minutos adicionales es que en una contra de un córner para Ciudad, sale rápido el rojinegro y es cuando P. Mazza casi en la entrada del área habilita a Cuevas que llegaba por derecha y éste ante la salida de M. Cavallotti define a su derecha para marcar el gol que aseguraba la clasificación para Douglas Haig.



Como análisis final de este partido no hay muchas cosas para decir, es que Douglas Haig lo ganó merecidamente por todo lo hecho en casi todo el partido. Solamente Ciudad lo complicó en los primeros minutos yendo al ataque y generando dos opciones de gol claras: una la del centro de E. Díaz que F. Aguerre entrando por el segundo palo muy exigido no logra conectar bien y la pelota, luego de pegar en un defensor dá en el travesaño y sale, y la otra es el gol de L. Vázquez luego de ese córner. Después fue todo del local, jugando en toda la cancha, con circulación de pelota y buscando el área de Ciudad. El Cele no pudo contrarrestar ese dominio ya que no tuvo juego asociado porque no logró formar esas pequeñas sociedades que se hacían principalmente en el mediocampo en dónde Coco Roldán conectaba bien con N. Yeri, más el aporte de los laterales que en este partido no se pudo realizar. Demás está decir que los jugadores dejaron todo en la cancha y que las cosas se plantearon de esa manera, pero tengo que remarcar que se recurrió mucho al pelotazo y que a la vista está que no dio el resultado esperado.No se puede reprochar nada a nadie, esto es fútbol y el haber llegado a esta semifinal es un progreso debido al poco tiempo de que se ha puesto en marcha este proyecto. Pero siempre hay cosas para mejorar y en este caso a título personal quiero dejar mis conclusiones. El año pasado se armó un plantel de jugadores entero ya que no había quedado casi nadie de la anterior gestión y se logró tener al Indio Ortíz y su equipo de trabajo al frente del mismo, consiguiendo hacer un equipo de buen juego y que llegó a los octavos de final. Este año siguió casi todo el mismo plantel con algunos refuerzos, pero en el medio estuvo la salida de Ortiz y su cuerpo técnico con lo que hubo que recurrir a Cristian Piarrou como interino hasta la llegada de Manuel Fernández. Estas dos situaciones generaron un cambio de planteo de juego, ya que cada Técnico tiene su esquema y pone a los jugadores que cree conveniente pero asimismo también cambia la manera de jugar, algo que se notó bastante con la llegada de Manuel Fernández. El arribo del bolivarense, mostró que el equipo salía jugando desde el fondo, hasta incluso M. Cavallotti participaba del circuito, agregado a la mucha movilidad en el mediocampo que producían huecos y tenían el control de la pelota hasta poder habilitar a los delanteros llegando así a generar muchas llegadas de peligro. Se usaba poco el pelotazo y los laterales eran generadores de llegadas al área rival. La salida de Manuel Fernández, que fue con pocas explicaciones, dejó nuevamente al equipo con el interinato confirmado hasta fin del torneo, de Cristian Piarrou que se hizo cargo para la parte final del mismo consiguiendo la clasificación para el reducido. Y llegamos a este presente en dónde se consiguieron muchas cosas pero creo que siempre hay cosas que mejorar, a mi entender creo que el cambio de técnicos no ayuda a los jugadores y se debería apostar a un proyecto y mantenerlo porque este año el equipo siempre estuvo en los puestos de vanguardia y sin embargo pasaron 3 Directores Técnicos con salidas no del todo claras.



Pasando a otra cuestión me quiero referir al tema de la identidad de la gente de Bolívar con este equipo de fútbol. Creo que es un tema que se tendría que tener más en cuenta, dado que me parece que los bolivarenses que viven acá no se sienten muy identificados con el Club Ciudad. Un caso opuesto a cuando estaba el equipo de voley y el Complejo en cada partido de local explotaba de gente que alentaba sin parar, creando un clima de apoyo para las águilas pero que también lo sentían los visitantes. Mi experiencia en dirección de clubes me sirve para decir que habría que tratar de llegar más a los barrios y a la gente que casi no conoce a los jugadores y al club en sí. Hay algunos proyectos que se pueden poner en práctica para llegar a sitios cuya gente no acompaña al equipo y buscar la forma de que sean un apoyo genuino incondicional porque todos somos de Bolívar y qué mejor que alentar y acompañar a un equipo que representa a nuestra ciudad.Bueno eso sería todo por ahora, no quiero excederme en los comentarios, solamente lo hago desde mi humilde lugar en esta columna pero con el sentido ayudar a tratar de ir mejorando de a poco para poder cumplir los objetivos propuestos por el Club Ciudad.


De todas formas y para finalizar felicito a todos los que formaron parte de este proyecto 2023 en el fútbol del Club Ciudad porque dejaron todo representando a Bolívar, lo que tiene mucho mérito y además muestra un camino futuro con mucha ilusión, esperando que el año próximo estemos todos alentando al Club Ciudad cuando logre el ascenso de categoría que se merece.



Últimas Noticias
bottom of page