top of page

Bolívar: desbaratan la estrategia de Pisano y Bucca por la planta de residuos cloacales de la ciudad




El 22 de junio pasado, se trató en el Concejo Deliberante el proyecto de relocalización de la planta de residuos cloacales. En ese momento, los ediles de Pisano y Bucca necesitaban los dos tercios del recinto para aprobar su iniciativa legislativa, y, tras idas y vueltas, el proyecto se debatió pero fue rechazado. La oposición consideró que lo enviado por el intendente Pisano carecía de los respaldos jurídicos y administrativos que se requieren, como por ejemplo, el llamado a licitación correspondiente.


La propuesta del peronismo que gobierna la ciudad de Bolívar llevaba el instrumento de permuta, es decir, la comuna entregaba dos terrenos a un privado, y este último una propiedad, sitio donde se desarrollaría la nueva planta cloacal.


Por lo expuesto, el frente Juntos rechazó la iniciativa y bloqueó la aprobación del proyecto del intendente hasta tanto se corrijan los errores administrativos. Es preciso remarcar que el arco opositor a Pisano sí pretendía que el trabajo legislativo se apruebe, pero con la transparencia necesaria.


En los últimos días, el jefe comunal Marcos Pisano, por orden del senador Eduardo Bucca, reenvió un nuevo proyecto para ser aprobado. Pero el propósito que les llega a los ediles opositores vía digital es incompleto, ya que una parte, vital, faltaba. Era nada más y nada menos que la tasación del Banco Provincia. Ante la queja de la oposición, el faltante aparece pero en formato papel, cuestión que pretendía desgastar al arco opositor, que se tomó su tiempo para examinarlo, estudiarlo, debatirlo y aceptarlo.


Señalaron desde la oposición que “se lamenta todo el tiempo perdido, ya que si el jefe comunal, en instrucción a la Secretaría de Legal y Técnica, hubiesen conformado entre todos el proyecto, no hubiesen transcurridos los rechazos que se produjeron”.


Además desde Juntos le achacan al mandatario municipal que “no había presentado todos los requisitos en tiempo y forma ante el gobierno provincial; y de ahí se produce el apuro”.


Pero cuál era la inmediata necesidad de aprobar el primer proyecto; así, a ciegas y sin licitación. Por qué Marcos Pisano, intendente, y Bali Bucca, senador provincial, enviaron información restringida. Sería acaso el millón y medio de pesos que la municipalidad iba a otorgaría al privado con el que permuta las tierras.


El primer proyecto sostenía que la municipalidad entregaría dos terrenos más un millón y medio de pesos por una nueva sede. Pero tras el filtro de Juntos, Pisano y Bucca retrocedieron en su anhelo y apoyaron la moción opositora, es decir, la permuta, con licitación, el visto bueno del Banco Provincia y, por supuesto, sin el millón y medio pesos.


Lo raro, sostienen en las calles de la comuna, es el cambio y aceptación rápida y sin reproches de Pisano a la quita del dinero para la transacción final.


Por qué se pretendía entregar un millón y medio de pesos a la otra parte del trueque y al día siguiente se le dio de baja así nomás. Habrá sido la presión opositora, que marcó ni bien se enteró que había algo sin sentido en el proyecto.


En los pasillos de la municipalidad señalan que ese dinero sería un retorno con el propietario del terreno para la utilización de las herramientas electorales que se necesitarán el año que viene.


En ese marco, la concejal del radicalismo, Emilia Palomino, confió a PROVINCIA NOTICIAS que “estuve desde un principio de acuerdo con la obra de relocalización de la planta de tratamiento de residuos cloacales, en la primer sesión cuando se trato el expediente rechace el mismo porque no estaba realizada la principal herramienta legal que era la licitación, luego de las modificaciones que solicitamos y que desde el ejecutivo realizaron las mismas, más allá de las falencias que tienen desde la secretaria legal y técnica, fallas desde lo administrativo, pudimos analizar la información en la misma sesión y acompañamos con el voto positivo como nos habíamos comprometido. Por que siempre estuvimos de acuerdo con la realización de la obra, más allá de las criticas y los agravios que recibimos por parte del oficialismo”.


Así las cosas, el proyecto de relocalización de la planta de residuos cloacales se llevará adelante, pero aún quedan dudas en la comunidad sobre para qué, Marcos Pisano y Eduardo “Bali”, iban a entregar un millón y medio de pesos a alguien que ya había ganado suficiente con los dos terrenos que la municipalidad utilizó de trueque.


Redacción: Comunicador Diego Arce


Fuente: Texto extraída de Provincia Noticias

Últimas Noticias
bottom of page