top of page

Bonos chicos para un bolsillo muy golpeado




Luego de meses de idas, vueltas e indefiniciones, y cuando el año ya está casi cerrado, el Gobierno Nacional finalmente anunció que habrá dos bonos de ayuda para el bolsillo de los trabajadores, en un 2022 en el que la inflación terminará orillando los 100 puntos y los montos a percibir son bastante más bajos de los que se venían discutiendo, algo que ya despertó fuertes críticas de parte de los movimientos sociales.


En una conferencia de prensa conjunta en Casa Rosada, las ministras de Trabajo, Raquel "Kelly" y de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, anunciaron que se pagarán dos variantes, un bono para trabajadores del sector privado en relación de dependencia que no superen los 185 mil pesos de ingresos y otro para aquellos beneficiarios del plan Potenciar Trabajo. En el caso de los asalariados privados, el bono será por unica vez y un monto de 20 mil pesos, mientras que en el de los planes, el valor será de 13.500 pesos totales, a pagarse en dos veces, una el 21 de diciembre y otra el 6 de enero.


En este escenario, hay dos datos a mirar: el primero, que ambas variantes de los bonos tienen montos muchos más bajos a lo esperado en relación a la idea de recuperar poder adquisitivo del salario. Y en segundo lugar, que tras meses de no dar pistas de si se haría o no, el bono le gana finalmente la batalla a la suma fija que pedía el kirchnerismo con la idea de que ese dinero se incorpore formalmente al salario básico, elevando el piso para pelear la paritaria 2023.


El tema es delicado porque está en debate desde octubre y se habían pedido entre 40 y 50 mil pesos a modo de compensación, a pagarse desde entonces y por varios meses hasta fin de año. Inclusive, cuando el Gobierno planteó que el bono era más apto que la suma fija, la expectativa era que se encontrara la manera para que lo percibieran no solo los trabajadores en relación de dependencia, sino los privados informales, que son muchos más. En síntesis, este bono es prácticamente igual que una suma fija que pedía el kirchnerismo en cuanto a universo alcanzable, pero con la contra de que no se suma al básico, es decir, no tiene impacto real en el sueldo. Una diferencia muy fuerte.


Aquí talló con dureza la posición del sector público e intendentes del Conurbano, que expresaron su imposibilidad de ir con sumas fijas y hasta bonos, cuando las paritarias ya habían tensionado fuerte con estos niveles de inflación. Tampoco la CGT era partidaria de la suma fija, por considerar que la herramienta para elevar el piso salarial era la paritaria.


En el anuncio de Olmos y Tolosa Paz faltó el ministro de Economía, Sergio Massa, que se excusó por estar firmando un acuerdo de precios con sectores del calzado, pero esa ausencia también es un dato político en este contexto.


Excepciones y población alcanzada


“De esta manera, vamos a estar llegando a más de 1 millón trescientos mil titulares del Potenciar Trabajo para que tengan una Navidad en familia y en paz”, dijo la ministra Tolosa Paz destacó que este anuncio “se da en el marco de una batería de decisiones que ha implementado el Presidente de la Nación en el mes de diciembre para sostener los ingresos de los sectores más vulnerables”. Se calcula que hay algo más de 3 millones de trabajadores, de los más de 6 millones privados formales, que cobran un salario por debajo de los 185 mil pesos, por lo cual en el Gobierno estiman que ambos bonos alcanzarán a un universo de 4,4 millones de trabajadores.


A su turno, Olmos afirmó que cobrarán el bono privado todos aquellos empleados en relación de dependencia "cuyos ingresos ingresos por todo concepto sean de tres salarios mínimos vitales y móvil”. Como el salario mínimo está hoy en 61.953 pesos, de allí surge decir el techo salarial de 185.859 pesos.


Además, este bono estará exento de Ganancias y lo pagarán las empresas. La ministra Olmos aclaró además que, en el caso de las empresas pyme, la mitad del bono que pague cada firma podrá ser deducible 100 por ciento de Ganancias, asumiendo el Estado la mitad del esfuerzo. Por otra parte, en el caso de los beneficiarios del programa Potenciar, se pagarán 13.500 pesos de bono de fin de año, en la semana entre Navidad y Año nuevo.


En principio, si bien no hay aún detalles del decreto, las empresas deberán pagarlo aunque ya hayan dado bonos este año, con la excepción de que eso haya estado estipulado previamente en los convenios.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas
bottom of page