Claves contra la trata: acompañar a las víctimas e investigar la ruta del dinero

Según datos suministrados al Comité por el Programa Nacional de Rescate, desde el 1 de enero y el 31 de agosto de 2021 fueron rescatadas y asistidas mil víctimas de trata en 20 provincias del país.




Garantizar la plena restitución de derechos para las víctimas rescatadas, que las investigaciones judiciales vayan a fondo para desmantelar la base económica de estas redes y la articulación federal" de políticas públicas son los tres "grandes problemas a resolver" para luchar más eficazmente contra este tipo de delitos, aseguró el director del Comité Ejecutivo de Lucha contra la Trata y Explotación de Personas,Gustavo Vera.


Según datos suministrados al Comité por el Programa Nacional de Rescate, desde el 1 de enero y el 31 de agosto de 2021 fueron rescatadas y asistidas mil víctimas de trata en 20 provincias: el 68% correspondió a explotación laboral y el 21% a esclavización sexual.


El primero de ellos es que no se estaba "garantizando la plena restitución de derechos para las víctimas rescatadas", una realidad de la que da prueba el hecho de que "desde 2008 a la fecha se rescataron 17.000 personas, pero solo el 20% logró reinsertarse socialmente y el 80% sigue en estado de vulnerabilidad".


El funcionario atribuyó esto a que "no había políticas claras de acceso a la vivienda, empleo y acompañamiento terapéutico" de los y las sobrevivientes, porque "si bien en las primeras semanas intervenía el programa de rescata, cuando empezaba la reinserción social los planes eran extraordinariamente débiles o nulos".


Para comenzar a revertir esta situación, Vera explicó que "esta semana empieza a ejecutarse el 'Programa Nacional de Reparación de Derechos y de Fortalecimiento de las Competencias Laborales para las afectadas y los afectados por los delitos de Trata y Explotación de Personas' promovido por el Ministerio de Trabajo de Nación" con el objetivo de que decenas de sobrevivientes puedan acceder en el corto plazo a un trabajo digno en el ámbito privado o público, recibiendo una "asignación no remunerativa mensual equivalente al salario mínimo por un año" mientras dura el entrenamiento en oficios.


El Programa está dirigido a personas mayores de 18 años que no posean un empleo formal y que hayan sido relevadas, detectadas, rescatadas o asistidas como víctimas o posibles víctimas de situaciones de trata o de explotación de personas por un Organismo Público Nacional, Provincial o Municipal, o bien por una Organización No Gubernamental (ONG) debidamente habilitada por la autoridad competente.


"Luego hay iniciativas en el ámbito provincial y municipal, como es el caso de Catamarca, donde hoy tuvo media sanción una ley de inclusión para víctimas de trata en el sector privado con el incentivo de que el Estado le va a devolver las cargas sociales de esas personas contratadas durante un año", explicó.


Además, el Ministerio de Justicia anunció que en el mes de noviembre se pondrá en marcha la Unidad Ejecutora del Fondo Fiduciario que administrará todos los bienes decomisados judicialmente para reparar a las víctimas del delito de trata.


"Todo este paquete de medidas, apuntan restituir derechos y prevenir la revictimización de las víctimas, porque de lo contrario lo que ocurría es que volvían a caer en manos de las redes de trata, se rescataba a las mismas personas en diferentes años", contó.


En segundo lugar, otro "gran problema" es que la trata de personas es "el tercer delito más rentable" luego del tráfico de drogas y de armas, por lo cual su combate no será efectivo en la medida en que "no se reconstruye la ruta del lavado del dinero y se desmantele su estructura económica de raíz".


"Y en tercer lugar, combate a la trata es imposible si no la existe máxima cooperación de los tres poderes del estado de modo federal, con una articulación cotidiana con las autoridades provinciales y locales y con las organizaciones de la sociedad civil", dijo.


En ese sentido, explicó que "en este momento en el país existen mesas interinstitucionales" conformadas por todos estos actores en 20 de las 24 provincias, que permiten no sólo la realización de "acciones coordinadas" y un "multicontrol" que "disminuye las posibilidades de organismos que actúen discrecionalmente y con zonas liberadas".


Particularmente, esta articulación fue muy útil durante la fase 1 de la cuarentena por la pandemia cuando "los viajes y comunicaciones estaban bastante ralentizadas", a pesar de lo cual "el trabajo en cada provincia permitió mantener alta la vara en la lucha contra la trata".


"Y además hay un trabajo muy fuerte con cancillería para convenios de cooperación para las fronteras calientes", agregó.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas