Condenaron a prisión perpetua a los policías que mataron al niño tucumano Facundo Ferreira

Los oficiales fueron trasladados inmediatamente al penal donde cumplirán seis meses de prisión preventiva. En sus últimas palabras, los policías negaron los hechos. Amenazas a la salida de Tribunales.



Durante más de tres años, la familia de Facundo Ferreira esperó por este momento: escuchar por parte de la Justicia de Tucumán la condena perpetua a los policías que mataron por la espalda al niño de 12 años.


En la última jornada del juicio, los oficiales Nicolás González Montes de Oca y Mauro Díaz Cáceres antes de ser condenados, dijeron sus últimas palabras ante el tribunal integrado por integrado por las juezas Wendy Adela Kassar (presidenta) y María Fernanda Bahler, y el juez Raúl Armando Cardozo en reemplazo de Emilio Páez de la Torre que se tomó más de cuatro horas para deliberar sobre el caso.


“Actuamos de acuerdo al protocolo que nos enseñó la policía”, dijo Montes de Oca. “Soy inocente, tuvimos la intención de evitar un daño mayor”, expresó el otro imputado. Sin embargo, para la fiscala Marta Jerez Rivadeneira que llevó adelante el juicio, y la fiscal de instrucción, Adriana Giannoni no hubo dudas: los chicos no dispararon, por lo tanto, no hubo legítima defensa y la vida de los policías jamás estuvieron en peligro.


En sus palabras finales, Montes de Oca también reconoció haber consumido cocaína y agregó “tenemos el apoyo de la policía tucumana”.


El tribunal encontró que ambos policías son coautores de homicidio agravado por el uso excesivo de la autoridad y además de la prisión perpetua se dispuso prisión preventiva sobre ambos condenados por el término de seis meses hasta tanto quede firme la sentencia. Los fundamentos se leerán el 21 de octubre.


También se aceptó la demanda civil por lo que entre los policías y el Estado provincial deberán indemnizar a la familia con un monto de $ 4,535 millones por “daños emergentes y moral”.


Amenazas luego de la condena


Apenas se conoció la condena, familiares de los acusados insultaron a los jueces, a la familia de Facundo y al abogado querellante. Mientras salían de la sala también increparon a la prensa. “¡La madre de ese chico tiene que ir presa! Y vos especialmente, ¿qué nota venías a hacer ahora?”, le dijeron a los gritos a la periodista Mariana Romero quien cubrió el caso y que a la salida también fue amenazada.


Afuera, también hubo incidentes por parte de los familiares de los policías. Atacaron al chofer del del equipo de Telefe Tucumán, robaron herramientas de trabajo y golpearon salvajemente el auto. Cuando la familia del niño asesinado se retiraba del lugar fueron también insultados y amenazados por allegados a los policías condenados.


Una de las tías de Facundo denunció también que Bautista Montes de Oca, hermano de Nicolás la amenazó con pegarle un tiro en la frente.


Desde la familia Ferreira no descartan pedir protección dado que desde que mataron a Facundo fueron hostigados y perseguidos por varios agentes de la policía.



Últimas Noticias
Noticias Destacadas