top of page

Contraindicaciones... y otros efectos secundarios



Tiempo de madurez en estos tiempos locos. Es probable que estés por comenzar a leer una revista cultural y literaria como hacía rato no se veía-leía.

Se anuncia una segunda ola y acá la seguimos surfeando entregando lo mejor de lo mejor…

Quizás como sucede con “La historia que faltaba” y que desde hace tiempo no deja de decir pre-sente con escritos profundos y a la vista de todos.

Las hojas otoñales presentan un paisaje único de estación. Siempre estamos ante un momento único, irrepetible, y se intenta que no sea inefable, por el simple hecho de amar el oficio de escribir.



Y esas ganas no la quitan ni la astenia otoñal, que si no sabés de qué se trata, en la próxima página te vas a enterar.

Al igual que el origen del temor a los martes 13 (y eso que por estos lares no tenemos al querido Jason con su máscara de hokey y su ma-chete afilado). Y ya que estamos, la causa saludable de no casarse ni viajar en barco durante estos días certeros.

La certeza de esta revista cultu-ral y bohemia, en tiempos que se necesita del aire puro y necesario, con el lujo de la “Felicidad clan-destina”, un cuento de Clarice Lis-pe


ctor.

Con pretensiones de estar al mismo tono (la altura ya es otro precio a discutir), quien les escribe le da la bienvenida a abril en nom-bre de todos… y para todos. Y ha-ciendo uso y abuso de literatura con tinta china y corazón argen-tino, acompaña la “Postal del al-ma”, con una imagen impresio-nante de María Fouquet.

Y entre las 60 páginas a color, nos encargamos de conocer a los padres de Superman, y también al amor en tiempos de pandemia.

Inauguramos sección mascotera y, además y como siempre, conta-mos con Lorena Manico y sus “Recetas del corazón”, el humor gráfico de Pato Arbe, y tantas co-sas más que habrá que leerla acompañado. O compartirla.




Gastón Peret

Últimas Noticias
Noticias Destacadas
bottom of page