Día Internacional de Internet Segura: consejos de protección


Este 8 de febrero se conmemora esta fecha que tiene el objetivo de concientizar sobre un uso más seguro y responsable de la tecnología.





El Día de Internet Segura es un evento que promueve la Unión Europea y que tiene el objetivo de que los usuarios tomen consciencia de la importancia de tener en cuenta los cuidados para poder utilizar las tecnologías digitales de manera segura, responsable y positiva, especialmente entre los niñas, niños y adolescentes.


En esta ocasión, luego de haber logrado durante estos últimos años de la pandemia del Covid-19 un avance muy importante en el uso de las tecnologías, el lema es “Juntos por una Internet mejor”.


Consejos de protección


Los internautastambién puden participar y la mejor manera es adquirir cultura en ciberseguridad, asegurar en lo posible equipos y redes para una navegación segura y contrarrestar las campañas de falsedades y desinformación que terminan repercutiendo también en la seguridad como un riesgo en línea.


Las amenazas están ahí y son cada vez peores. Exigen del usuario un comportamiento proactivo y mucho sentido común, entendiendo que la vida virtual hay que protegerla hoy tanto como la física y que las tareas domésticas se han mezclado peligrosamente con las profesionales.


Desde el sitio especializado Muycomputer.com ofrecieron los siguientes consejos:


Sentido común: la prudencia es una barrera preferente contra el malware y por ello, hay que tener especial cuidado en el apartado de descargas e instalación de aplicaciones de sitios no seguros; en la navegación por determinadas páginas de internet; en la apertura de correos electrónicos o archivos adjuntos no solicitados; en los que llegan de redes sociales o aplicaciones de mensajería o en el uso de sistemas operativos y aplicaciones sin actualizar, que contienen vulnerabilidades explotables por los ciberdelincuentes para las campañas de malware.



Cuidado con la desinformación: internet ha favorecido la llegada de una serie de personajes de los que hay que prevenirse. La desinformación, las medias verdades, las noticias directamente falsas (fake news) o las que tienen una intención clara de manipular, son el pan nuestro de cada día. Cada vez son más peligrosas y llegan en un mayor número. Hay que ser responsables, consultar la fuente y no difundir toda cadenas que se usan para distribuir malware.


Proteger los navegadores web: todos los navegadores web incluyen características avanzadas de seguridad cuya activación hay que revisar y configurar porque son las aplicaciones que se usan para acceder a internet y sus servicios. Además de revisar el cifrado de extremo a extremo en la sincronización o el aislamiento de procesos (sandbox), hay que prestar atención a los avisos sobre sitios inseguros que muestran los navegadores. También revisar las extensiones instaladas porque algunas son una fuente frecuente de introducción de malware y valorar el uso del «Modo Privado» (o modo incógnito) para mejorar la privacidad.




Actualizar sistemas y aplicaciones: todos los sistemas operativos cuentan con herramientas para mantener actualizados sus equipos. Y son de uso obligado porque incluyen actualizaciones de seguridad contra amenazas conocidas. Tan importante -o más- que lo anterior es la actualización de aplicaciones instaladas a las últimas versiones ya que éstas suelen incluir parches de seguridad. Cuando las versiones son más antiguas, tienen mayor riesgo de ser atacadas por ciberdelincuentes que encuentran vulnerabilidades en el programa.


Valorar el uso de soluciones de seguridad: son múltiples los proveedores que ofrecen soluciones de seguridad tanto comerciales como gratuitas cuyo uso conviene valorar. Lo mismo con las aplicaciones nativas contra el malware que incluyen algunos sistemas operativos como el Microsoft Defender. A nivel profesional, es obligatorio el uso de una suite de seguridad comercial integral que incluya herramientas como un firewall y herramientas especializadas contra ataques de Ransomware, Phishing, adware o spyware.


Cuidar las contraseñas: tienen que ser aleatorias, largas y complejas, y distintas para cada sitio web, especialmente los destinados a banca en línea y comercio electrónico. Valorar el uso de gestores de contraseñas capaces de hacer el trabajo por nosotros, reduciendo los errores humanos en su manejo y automatizando el proceso de generación y administración.




Usar autenticación de dos factores: destinado a reforzar el uso de contraseñas, 2FA es un método de control de accesos que se conoce como autenticación de dos factores, doble identificación o verificación en dos pasos, que se ha convertido en uno de los mecanismos de seguridad más importantes de la industria tecnológica a la hora de autentificar usuarios y proteger identidades. Esta característica ya está disponible en la mayoría de servicios importantes de Internet y conviene utilizarla siempre que se pueda, utilizando un código de verificación servido mediante una aplicación móvil o SMS.


Valorar el uso del cifrado: el cifrado de unidad BitLocker es una característica de protección de datos del sistema operativo, disponible entre otras, en las ediciones Profesional y Enterprise de Windows 10 y 11. BitLocker permite cifrar o “codificar” los datos del equipo para mantenerlos protegidos haciendo frente a amenazas como el robo de datos o la exposición en caso de pérdida, el robo o la retirada inapropiada de equipos, y en definitiva mejorando la seguridad en línea.

Cuidado con las redes inalámbricas gratuitas: los puntos de acceso gratuitos se han extendido por múltiples zonas en poblaciones, zonas de restauración, aeropuertos, estaciones de tren o metro, hoteles y en todo tipo de negocios. Investigadores de seguridad han demostrado la inseguridad intrínseca de las redes inalámbricas públicas. Por lo general, son fácilmente pirateables por lo que únicamente hay que utilizarlas para navegación ocasional.


Utilizar una llave de seguridad hardware para cuentas vitales: para cuentas vitales, especialmente en entornos profesionales y empresariales, conviene hacer un esfuerzo adicional para protegerlas usando un mecanismo de seguridad por hardware. Generalmente es un dispositivo en formato pendrive que se conecta a un puerto USB y contiene un motor de cifrado de alta seguridad. Todo el proceso se realiza dentro del hardware aumentando enormemente la seguridad general frente a las soluciones por software.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas