top of page

Denuncian intervención política de Zurro para cerrar una clínica privada



Trabajadores de la Clínica del Oeste, el único centro médico privado de Pehuajó, acusan al intendente Pablo Zurro de intervenir en la decisión de la obra social IOMA de quitarle la prestación al establecimiento, lo que podría provocar su cierre y, en consecuencia, dejar sin trabajo a las casi 50 personas que allí trabajan.


Según indicaron, el 10 de mayo pasado se realizó una auditoría en la Clínica del Oeste y se labró un acta firmada por dos médicos de IOMA, Jerónimo Chaparro y Domingo Carmosino, donde se informó “una serie de irregularidades leves”.


A raíz de lo señalado en el documento, la obra social decidió retirar a la clínica como prestadora.

Auditoría en la Clínica del Oeste: qué dice el informe

“El informe labrado por supuestos médicos de IOMA dice que hay unas irregularidades leves, que de ninguna manera pueden ser suficientes para quitarle la prestación a un centro médico, más aún considerando que el 70% de los ingresos de la Clínica provienen de IOMA. Esto significa que, si nos quitan la prestación, la institución va a dejar de funcionar”, señaló el Dr. Fausto Cumba, integrante del equipo médico a cargo de la institución.

“Una cosa es que te digan ‘tenés 30 días para cambiar o arreglar’ estas situaciones que encontraron, pero no pasó eso, decidieron dar de baja la prestación sin darnos la posibilidad de corregir las fallas”, afirmó.


Según el profesional, los auditores de IOMA ingresaron al centro médico sin notificarse ni mostrar sus acreditaciones, y las autoridades de la Clínica del Oeste recién se percataron de su presencia cuando los vieron circulando por los pasillos.


“Entre las irregularidades que señalaron hay cuestiones mínimas, como que la zona de Maternidad no tiene oxígeno, cuando nosotros tenemos oxígeno central en todo el edificio. También indicaron que el consultorio de urología no tiene baño, pero los baños no están dentro de los consultorios, están en las salas de espera, los pasillos y otros lugares”, indicó.


“Dijeron que hay medicación cardiológica vencida: eso sucedió simplemente porque había un medicamento que venció hace unos meses y no se había retirado. Otra de las cosas que destacaron es que había una bebida alcohólica en una heladera… Era una botella de sidra que quedó del 31 de diciembre, que las enfermeras ni siquiera la abrieron”, explicó Cumba.


Trabajadores de la institución declararon ante los medios locales que temen por su futuro y el de sus familias ante el posible cierre del centro médico y convocaron a una manifestación para este jueves frente a la Municipalidad. Además, están juntando adhesiones a un petitorio para evitar que la clínica deje de ser prestadora de IOMA.


La manifestación se realizará frente a la Municipalidad porque, señaló Cumba, no es la primera vez que el intendente Zurro interviene para perjudicar a la Clínica del Oeste: “Esto viene de larga data. El intendente siempre ha estado en contra de la clínica por cuestiones políticas, ya que muchos opositores suyos han trabajado en el establecimiento. Ahora, el obstetra Juan Garaventa, que se presenta en las próximas elecciones como precandidato a intendente, también trabaja acá”.

Kommentare


Últimas Noticias
bottom of page