top of page

Denuncian que cada vez hay menos médicos en las obras sociales y las prepagas



Las entidades que forman parte de la Confederación Médica de la República Argentina (Comra) publicaron un duro comunicado donde describen la crisis del sector a partir de la desaparición de sanatorios, el éxodo de profesionales a otros países, el retraso de salarial y sobre las situaciones de violencia que padecen los trabajadores de la salud, entre otros puntos.


A partir de la información que están relevando las filiales de la Comra en los distritos, la baja de médicos en las cartillas es de alrededor del 10% en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Calculan que hasta un 15% de las renuncias de profesionales a las cartillas de prestadores son debido a la crisis que afronta el sistema sanitario, según un informe publicado por el diario La Nación.

Mientras que en el Interior del país “puede alcanzar el 15% o más, según la jurisdicción”, precisaron desde la entidad. Una tendencia entre los profesionales de la salud es continuar en las cartillas y cobrarle al paciente un valor diferencial en las consultas y las prácticas; de esta forma pueden para llegar a una suerte de “un honorario decente”, señalaron desde las entidades.

Por este motivo, es cada vez más complejo el acceso a la atención porque se debilita la disponibilidad de profesionales con experiencia y genera una complicación económica en los pacientes, mientras que los turnos están cada vez más demorados.

“La salud está quebrada”, es el título del contundente comunicado que compartieron desde la entidad, que en cierra con un mensaje contundente: "Hoy, después de la pandemia estamos peor que antes, cuando todos suponíamos que íbamos a salir con un sistema de salud más robusto y eficiente del que teníamos".


El texto completo del comunicado de Comra dice:


“A lo largo y ancho del país, cada día se nota más el abandono y el creciente malestar que sufren los pacientes por el deterioro en la asistencia sanitaria. A esto se suman los problemas de acceso a las prestaciones más elementales, de las que se tienen que hacer cargo", comienza el texto.


"Al mismo tiempo, los integrantes del equipo de salud manifiestan su descontento por las condiciones inapropiadas para atender a los pacientes, por la violencia de la cual son víctimas y por el atraso en el pago de sus honorarios y falta de actualización salarial. En definitiva, las variables de ajuste del sistema, son los honorarios de los profesionales y el bolsillo de los pacientes. También hay sanatorios que desaparecen, prepagos que se achican y médicos que se van. Sin presupuesto público suficiente o mal administrado y sin financiamiento privado, la salud está en quiebra”, agrega.


“Desde la COMRA venimos denunciando esta situación desde mucho antes de la pandemia, y creíamos que cuando terminara mejorarían la atención y las condiciones de trabajo en el sector salud. Sin embargo, ocurrió todo lo contrario, motivo por el cual hoy hay tantos reclamos. El resultado es que los médicos más capacitados migran a otros países por mejores condiciones laborales y los que deciden quedarse abandonan las cartillas de las obras sociales y de los prepagos. Algunos, de mayor experiencia, renuncian y los más jóvenes, no cubren los cargos del sector público por las malas condiciones de trabajo y los magros salarios", sostiene más adelante el mismo comunicado.


“La carencia de médicos especialistas en áreas críticas, que se observa en especial en los hospitales y en la Seguridad Social, hace que los turnos se dilaten en el tiempo, aumentando el riesgo de oportunidad en el tratamiento de los pacientes y en el caso de aquellos que pueden, el costo de pagar una consulta", apunta.


Y señala: “Lamentamos sobremanera la falta de planificación sanitaria que hay en la actualidad en todos los niveles de gestión. Desde nuestra institución venimos propiciando una reforma sanitaria sin ser escuchados. Pero lo más preocupante es cuando avizoramos un futuro cercano: en el discurso de los candidatos para las próximas elecciones no existe ningún tipo de referencia a la política sanitaria y además se desconoce que proponen las distintas plataformas de los partidos que actualmente se disputan el poder".

"Observamos atónitos cómo esos discursos se encuentran alejados totalmente de las necesidades de la población, sin pensar en la prevención y cuidado de la salud, dejando totalmente desamparados a los más vulnerables, a aquellos que dicen proteger con sus políticas”, prosigue.


“Hoy, después de la pandemia estamos peor que antes, cuando todos suponíamos que íbamos a salir con un sistema de salud más robusto y eficiente del que teníamos, y al cual desde hace décadas veníamos denunciando y proponiendo reformas. Tenemos derecho a la protesta porque dejamos a muchos colegas y compañeros de trabajo en el camino y hoy vemos desvalorizada nuestra labor", puntualiza la entidad.


"Por último, es necesario recordar que la salud es un derecho humano fundamental, por lo menos desde que existen las sociedades y los Estados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inobservancia de este derecho, por parte del Estado puede llevar a consecuencia sanitarias graves. Con recursos escasos, sin propuestas y sin debate, el destino inminente del sistema sanitario argentino es la quiebra”, cierra el mensaje.

Comments


Últimas Noticias
bottom of page