Desigualdad: los diez hombres más ricos duplicaron su fortuna mientras la pobreza sigue en aumento



Durante los últimos dos años, la fortuna de los diez hombres más ricos del planeta se duplicó mientras que los ingresos del 99% de la población mundial se vieron deteriorados. La pandemia de la desigualdad aún no está en los planes de ser declarada por los gobiernos a pesar de que causa 21.000 muertos por día por falta de acceso a servicios de salud, violencia de género, hambre y crisis climática. Las alarmas suenan pero no hay quien quiera escuchar.


El virus del SARS-CoV2 golpeó las puertas del mundo hacia fines de 2019 y desató una crisis sanitaria pocas veces vista. Los hospitales rápidamente se vieron saturados ante la cantidad de infectados y los gobiernos tomaron la dura decisión de ordenar una cuarentena que aisló a miles de millones de personas durante meses para contener la expansión y evaluar los pasos a seguir mientras se comprendía la gravedad del Covid-19.


La paralización de la actividad se transformó en una crisis económica que afectó a buena parte de la sociedad: el quiebre de numerosas empresas derivó en aumento del desempleo, mientras que aquellos que aún podían contar con un espacio de trabajo veían como el poder adquisitivo de su salario se deterioraba mes a mes.


Según proyecciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se espera que durante este año el número de personas desempleadas en el mundo se sitúe en 205 millones. De confirmarse este panorama, se ubicaría muy por encima de los 187 millones de 2019, siendo el peor año desde 2013.


Pero mientras millones de personas perdían su puesto de trabajo, algunos pocos aprovechaban la bonanza generada durante la pandemia para recordarle al mundo que los ricos podían ser más ricos y que su dinero les permitía surcar los cielos en excursiones turísticas por el espacio.


La pandemia no solo es un período de crisis sanitaria y económica para muchos, sino también un momento de acumulación y duplicación del capital para otros. Para muestra basta un botón, diría el refrán: en los últimos dos años, los diez hombres más ricos del planeta duplicaron su fortuna al pasar de u$s700.000 millones a u$s1.5 billones.


Según el informe “Las desigualdades matan”, publicado por Oxfam Internacional, el incremento de la riqueza de los multimillonarios se dio a un ritmo de u$s15.000 dólares por segundo o u$s1.300 millones al día. A cualquiera de ellos apenas le tomaría la mitad del tiempo que dura una canción para acumular el dinero necesario para comprase la casa que el 99% del mundo jamás podría soñar en tener.




El último ranking difundido por la revista Forbes coloca en primer lugar a Elon Musk, dueño de Tesla y Space X, con un patrimonio de u$s304.000 millones, seguido de Bernard Arnault, de LVMH, con unos u$s198.000 millones. El fundador de Amazon, Jeff Bezos ocupa el tercer lugar con una fortuna de u$s189.000 millones. Luego le sigue Bill Gates, de Microsoft (4º puesto, u$s137.000 millones); el magnate del software Larry Ellison (5º puesto, u$s122.000 millones); Larry Page, de Google (6º puesto, u$s121.000 millones); Mark Zuckerberg, de Facebook (7º puesto, u$s117.800 millones); Sergey Brin, de Google (8º puesto, u$s117.300 millones); el legendario inversor Warren Buffet (9º puesto, u$s114.000 millones) y Steve Ballmer, de Microsoft (10º puesto, u$s102.000 millones).


El mecanismo de absorción del capital se dio a partir de los diferentes estímulos gubernamentales inyectados en las economías para controlar el impacto negativo del Covid-19. El volumen desembolsado por los gobiernos a nivel global alcanzó los u$s16 billones y buena parte de ello permitió engrosar los mercados financieros, lo que posteriormente favoreció el incremento de la riqueza de 2755 milmillonarios.


Cifras de Oxfam Internacional señalan que desde marzo del 2021 el patrimonio de estos últimos creció en u$s5 billones al pasar de u$s8,6 billones a u$s13,8 billones, mientras que aquellos que se encuentran entre los primeros diez lograron duplicar su fortuna.


Al mismo tiempo, desde que el Covid-19 se esparció por el mundo, la desigualdad amplió su brecha no solo a partir del incremento de la fortuna de los ricos sino también – según da cuenta el informe - a partir del deterioro de los ingresos del 99% restante de la sociedad. Para peor: 160 millones de personas cayeron en la pobreza entre 2019 y 2022.


Gabriela Bucher, directora ejecutiva de Oxfam Internacional, puso en perspectiva el volumen de la riqueza de los multimillonarios al señalar que si los diez hombres perdieran el 99,99 % de su riqueza mañana “seguirían siendo más ricos que el 99 % de las personas del planeta". Actualmente, dijo, acumulan seis veces más riqueza que las 3.100 millones de personas que están en la mayor situación de pobreza.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas