Detuvieron a un Carlos Rodriguez acusado de ser el femicida de Johana Ramallo



Estaba identificado en la causa penal desde su inicio en 2017. Incluso declaró como testigo y hasta le habían allanado una vivienda. El implicado fue señalado por prostituir a dos de sus hijas, manejaba un taxi y se dedicaba a la trata de personas. Lo arrestaron en 17 y 72.


Personal del Departamento Trata de Personas de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal Argentina, detuvo a un hombree vinculado a la desaparición y al homicidio en el año 2017 de la joven Johana Ramallo.


La diligencia se produjo en las inmediaciones del domicilio de un familiar del acusado, el cual era intensamente buscado por la Policía Federal en la capital bonaerense. Lo capturaron en 17 y 72.


La causa se tramita ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional No 1 de la Ciudad de La Plata a cargo del Juez Alejo Ramos Padilla con injerencia de la Secretaría 1, además de la desaparición y homicidio de Johana Ramallo, se investiga la posible participación en el hecho de redes u organizaciones de trata juntamente con la venta y tráfico de estupefacientes en la denominada zona roja de La Plata.

En dicha inteligencia los detectives federales, llevaron adelante en forma encubierta, vigilancias, seguimientos, utilizando para ello elementos técnicos que posee la Institución Policial que les permitieron obtener elementos que fueron la base para armar distintas hipótesis de trabajo que los llevaron a la búsqueda y obtención de potenciales testigos, entrevistas con las trabajadoras sexuales, relevamiento de cámaras todo ello bajo supervisión de Ramos Padilla y con la colaboración de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) a cargo de Mariela Labozzetta.


Se confirmó la existencia de un grupo de personas que se dedicaba al tráfico de estupefacientes, facilitación y explotación de la prostitución en la denominada “zona roja de La Plata”, encontrándose entre ellas Johana Ramallo. Dentro de ese grupo, y en base a los elementos colectados por los pesquisas federales se dio con un individuo apodado “EL CABEZÓN”, el cual a la postre fue identificado como Carlos Omar Rodriguez, quien ejerció un rol fundamental en la distribución y comercialización de los estupefacientes, (cocaína) en la denominada zona roja, más aún dentro del Barrio conocido como El Mondongo, de donde era cercana Johana.


Rodriguez realizaba su actividad ilegal de forma organizada y con la colaboración de más personas, siendo distribuida la droga entre las distintas trabajadoras sexuales de la zona, no solamente para su propio consumo sino también para su posterior comercialización a terceros, la mayoría “clientes sexuales”, para ello Rodriguez ofrecía su protección teniendo conocimiento de las paradas, hoteles y donde había mayor consumidores de este tipo sexual, las cuales en su mayorías poseían serios problemas de adicción, situación está de la cual el encartado se aprovechaba beneficiándose económicamente de la explotación de las mismas.


En este contexto Ramos Padilla dispuso profundizar la pesquisa sobre Rodriguez alias “cabezón”, quien como se enunciara ya ocultó de dicha forma de vida había desaparecido más aún cuando en el correr de los años se supo de la desaparición y posterior hallazgo de restos óseos de Johana.


Es así que la policia estableció que el implicado frecuentaba el domicilio de un familiar y pernoctaba en una pensión, ambos en la ciudad de La Plata, dedicándose a la conducción de un vehículo de alquiler FIAT CRONOS.


Con esta información el Juzgado interventor dispuso la detención de Rodriguez, el allanamiento de ambos domicilios y la requisa del vehículo de alquiler que conducía, medida está que, como se dijera, se dio en forma inmediata juntamente con el allanamiento de los lugares donde moraba secuestrándose el abonado celular que utilizaba Rodriguez al momento de su detención.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas