top of page

El colectivo SAPAAB necesita ayuda comunitaria para solventar los gastos diarios que afronta el refugio

Redacción: Tadeo Bardella



Karen Ibáñez, es la actual tesorera del colectivo SAPAAB, además hace cinco años que participa voluntariamente en la comisión que gestiona el cuidado, alimentación, alojamiento y búsqueda de tránsito de los perros que llegan al refugio de la ciudad de Bolívar. En 2024 la continuidad y capacidad del colectivo se ve dificultada por un contexto económico sumamente desfavorable.


En diálogo con este medio Karen Ibáñez brindó detalles sobre la realidad cotidiana que involucra a los voluntarios del colectivo en referencia al cuidado, contención y mejoramiento en la calidad de vida de los animales.


“Los gastos diarios en nuestra ONG son de $50.000 diarios solo en alimentos para los perros del refugio, además de algunos que alimentamos por fuera en las calles de la ciudad”, señaló Karen Ibanez. El dinero se recauda mediante la cuota de socios, que hasta diciembre era de $500 (cada tres meses) pero en la actualidad esa tarifa queda relegada en contraposición a la inflación general, el alimento en el último mes subió cuatro veces.

Por dicho motivo desde la ONG se viene realizando hace semanas una invitación a la comunidad bolivarense para participar voluntariamente con las necesidades económicas del albergue y de los animales. Desde del colectivo expresaron: “La realidad es que ni con lo recaudado podemos comprar alimento, se nos está complicando."


"Además de los gastos por los alimentos, tenemos gastos veterinarios por los perros que alojamos aunque tratamos de cuidarlos al máximo nosotros. Los gastos veterinarios también se extienden a los perros de la calle, y a los perros que tienen dueño pero no se hacen responsables, llega un punto que los perros están graves y necesitan intervención, en esa situación nos hacemos cargo nosotros, en esta situaciones tenemos muchísimos gastos.” Las deudas que la ONG tiene son con dos veterinarias locales, que de todas formas continúan atendiendo a los animales.



Karen señaló: “La realidad es que hay mucho trabajo y no damos abasto, estamos buscando voluntarios que puedan colaborar con dinero, bolsas de alimentos, también se puede ayudar con los traslados y brindando nuevos refugios. La gente está colaborando bastante, se entiende que a la sociedad tampoco le sobra el dinero, pero ha sido buena la respuesta a partir de nuestro pedido. “


Además de las  participaciones y donaciones voluntarias, también se puede colaborar con SAPAAB siendo sponsor con un valor de  $5.000 o asociándose con una cuota mensual de $1.500, ambos participan de un sorteo con premios mensualmente.


Con énfasis en lo principal para los caninos desde SAPAAB manifestaron: “En este momento priorizamos la alimentación  los perros que están en el refugio, necesitamos que coman todos los días. Nunca dejaríamos que nuestros animales pasen un día sin comer, no podíamos permitirnos llegar a ese punto. Lo que queremos es lo esencial, que los perros coman todos los días.”


El subsidio municipal para con la ONG no se paga desde septiembre de 2023. En cuanto al corte del subsidio municipal la tesorera de la entidad explicó: “Teníamos un subsidio de $50.000 pero hasta el momento no lo estamos cobrando”. Y añadió: “No sabemos cuándo se van a poner al día con los meses adeudados.”


Cabe mencionar que las Castraciones mensuales, costeadas por el municipio también se cortaron en diciembre. “No sabemos cuándo van a volver porque no llegan los fondos y tampoco hay insumos en el quirófano móvil municipal.” En la actualidad se están castrando las perras que se consideran de urgencia, y si bien se les pide una colaboración a los dueños/as de los mismos, en su mayoría  las intervenciones son costeadas por la comisión de la ONG.


En esta línea expresó: “Es necesario trabajar en conjunto. Para el municipio es malo que los perros  estén en las calles, así que necesitamos que ellos nos subsidian y paguen las castraciones  o al menos que haya insumos para realizar las castraciones. Lo más importante es que las castraciones no se pueden parar, porque sin las mismas los perros siguen en la calle, por lo tanto es más trabajo para nosotros y más trabajo para el municipio.”



Para ilustrar la realidad de los miembros de la ONG, cabe mencionar que un pallest de alimento cuesta $370.000. El mismo trae 24 bolsas de alimentos y la organización utiliza un promedio de 5 bolsas diarias. Se invita a la comunidad en general a colaborar en la medida de lo posible con la ONG que incansable y desinteresadamente trabajan por el cuidado animal.

 

Quienes puedan y quieran colaborar pueden realizar sus donaciones a las siguientes cuentas:


Credicoop: GIRO.ASADO.ABRIL


Mercado Pago: SAPA.BOLIVAR



Comments


Últimas Noticias
bottom of page