El Gobierno define el protocolo y los dirigentes resisten al PCR

La "prueba piloto", según definieron los funcionarios, contará con un aforo del 30 por ciento, que junto con el uso del barbijo son por ahora las dos medidas establecidas.


El anuncio del Gobierno Nacional del regreso del público a la cancha el próximo 9 de septiembre en el partido entre Argentina y Bolivia, por las Eliminatorias Sudamericanas al Mundial de Qatar 2022, tomó por sorpresa a los dirigentes del fútbol argentino, que decidieron acompañar la medida pero con algunos reparos.

"Es un primer paso para que no solamente vuelva el público a los espectáculos deportivos, no solamente al fútbol, sino a todos los espectáculos masivos”, indicó Matías Lammens, Ministro de Turismo y Deportes, en la conferencia del martes, acompañado por Carla Vizzotti, Ministra de Salud.

La "prueba piloto", según definieron los propios funcionarios, contará con un aforo del 30 por ciento, que junto con el uso del barbijo son por ahora las dos medidas establecidas mientras se trabaja el resto del protocolo.

Desde la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) se optó por el silencio total, sin manifestaciones públicas de Claudio Tapia, presidente de la entidad, y con breves definiciones por parte de Nicolás Russo -presidente de Lanús y mano de derecha de "Chiqui"- y de Amor Ameal, titular de Boca.

Según explicaron, la línea dirigencial será mantenerse callados hasta que se firme el Decreto de Necesidad y Urgencia que revierta la situación actual sin gente en las tribunas y acompañar las medidas del Gobierno Nacional como "sucedió desde el principio".

En el caso de Russo y Ameal, ambos coincidieron en lo "imposible" de solicitar una prueba PCR para quienes asistan a los estadios por una cuestión de logística y costos.

"Queremos colaborar con el Gobierno. El hisopado sale 6 mil pesos en un privado, es complicado. No sabemos todavía nada del protocolo, creemos que se pedirán las dos dosis", manifestó Ameal.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas