El gobierno se despega del proyecto para que la vacuna contra el Covid 19 sea obligatoria



El gobierno nacional tomó distancia del proyecto de ley que presentaron dos diputados del Frente de Todos para que la vacuna contra el covid 19 sea obligatoria. En momentos donde la variable Omicron eleva con mayor velocidad los contagios de coronavirus, los oficialistas Verónica Caliva (Salta) y Juan Carlos Alderete (Buenos Aires) impulsaron una iniciativa que a poco de ser presentada generó discusión en todos los sectores.


El proyecto que pasará por la Comisión de Salud – aun no constituida en la Cámara Baja- establece en su primer artículo incorporar al Calendario Nacional de Vacunación, con carácter gratuito y obligatorio, el esquema completo de vacunación contra el SARS CoV-2 (COVID-19) para todas las personas mayores de 18 años. Asimismo, que la obligatoriedad también será para los niños de entre 3 y 17 años que presenten comorbilidades y/o enfermedades de riesgo debidamente certificadas por personal médico.


También ordena que la administración de las dosis de la vacuna contra el SARS CoV-2 establecida en los artículos precedentes no requiera la presentación de una orden médica. Finalmente, autoriza al jefe de Gabinete de ministros a efectuar las transferencias presupuestarias necesarias para la implementación de los artículos que antecedentes. De aprobarse en ambas cámaras, el Poder Ejecutivo tendrá que poner la norma en vigencia dentro de los treinta días de su publicación.


Desde la oposición, el diputado del PRO Gerardo Milman marcó su postura. Al respecto, opinó: “Es un tema muy sensible. Me parece que quien debería hablar primero la ministra de Salud”. “Hay muchas sospechas – no fundadas- respecto a la vacuna que demostró ser eficaz en muchas partes del mundo, más allá que tenemos variaciones de cepas y más contagios”, agregó al tiempo que señaló: “Para poder llegar a ese estadio primero tienen que estar disponibles todas las vacunas y segundo, terminar todos los estudios científicos que le den garantía a todos los ciudadanos de que es segura o pueda elegir si quiere usar una marca o la otra”.


Ante el conocimiento de la iniciativa que tuvo respaldos de una parte importante de la comunidad académica del país, fuentes de Casa Rosada respondieron que “no representa la postura del oficialismo en este momento. Por supuesto cada diputado puede llevar adelante las iniciativas que crea convenientes, pero no es ni del bloque en su conjunto ni del gobierno”.


Sin embargo, distintos expertos del país señalaron en un comunicado que “frente a un crecimiento exponencial de circulación viral de la variante de Ómicron, sumada a que se mantiene en circulación la variante Delta, dotadas ambas de mayor potencial infeccioso, es imperioso instrumentar de modo urgente las medidas necesarias a fin de evitar un incremento sustancial en el número de personas infectadas en nuestro país, habida cuenta de la dificultad en controlar las curvas crecientes de infección, una vez que las mismas han adquirido una pendiente significativa. Sólo la vacunación masiva y obligatoria para todas las personas, completando los esquemas vigentes, así como los refuerzos, asegurará una mayor protección para el conjunto de la población”. Por ahora, el proyecto significa el inicio de un debate sensible que trasciende a los distintos espacios políticos y la ciencia.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas