Encontraron un cadáver con quemaduras y huellas de mordeduras de animales

SAN CARLOS DE BOLÍVAR| Intervino Policía Científica que trabaja sobre varias hipótesis para confirmar la causa de muerte. Una de ellas sería la inhalación de gas y una descarga eléctrica sería otra de las más firmes.

La víctima fatal es María Ester Balvidares, quien fue encontrada sin vida en el día de ayer, minutos antes de las 18 horas, en su domicilio de la calle Cacique Catriel 126, en el Barrio Colombo de la ciudad de San Carlos de Bolívar (Pcia. de Buenos Aires).


Sobre el final de la jornada efectivos pertenecientes a la división Policía Científica proveniente de Olavarría se hizo presente en esta ciudad para llevar adelante las pericias planimétricas y forenses de rigor. Estas últimas se desarrollarán en la morgue judicial de Azul, hacia donde fue trasladado el cadáver minutos antes de la medianoche.


De acuerdo a los datos recogidos en el escenario del hecho, los peritos habrían determinado que la muerte de la mujer se habría producido el día sábado, según evidencias presentadas.


Algunos vecinos notaron, precisamente, el día sábado, que María Ester no respondía a los llamados. Una de esas vecinas, que habitualmente colaboraba con la mujer haciéndole algunos mandados, advirtió esta situación que derivó en que ingresaran por los fondos de la vivienda para encontrarse con el cuerpo muerto en un sector de la cocina de la casa.


También trascendió que la causa de muerte podría ser la inhalación de gas ya que, presumiblemente, una pava que se encontraba sobre la cocina con agua, habría apagado las llamas al hervirse.

Sin embargo, al encontrarse evidencias de quemaduras tanto en las vestimentas de la mujer como en varias partes del cuerpo, también es posible que esas quemaduras hayan ocasiona el fallecimiento e, incluso, hasta una descarga eléctrica provocada por un secarropas que se encontraba funcionando cerca. Todas estas circunstancias quedarán debidamente esclarecidas con la operación de autopsia que se realizará.


Al encontrarse, presumiblemente, dos días después de su fallecimiento el cadáver, este presentaba severos signos de haber sido roído y mordido por la gran cantidad de gatos que circundan por las inmediaciones de la vivienda de María Ester Balvidares.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas