Inflación: una de las principales dificultades que el Gobierno busca resolver



La inflación fue sin dudas una de las principales dificultades con las que tuvo que lidiar el Gobierno en un año signado por la reactivación de la economía que, a su vez, trajo aparejada una recomposición de precios relativos pero también un aumento en los costos de los insumos importados.


Tras el parate económico registrado en 2020 por la pandemia de coronavirus, la reactivación verificada en 2021 a nivel mundial con el levantamiento de las restricciones, desató también un proceso inflacionario de características globales.


En la Argentina, un país en el que el problema de la inflación es persistente, el Gobierno puso en marcha una batería de medidas para intentar controlarla, que incluyó al programa Precios Cuidados, que no sólo abarcó productos esenciales como alimentos, bebidas, artículos de higiene y limpieza, sino también a los insumos del sector de la construcción.


Además, tomó una medida muy dura para frenar un proceso inflacionario en la carne que llegó a duplicar al de los precios generales.


Esta decisión se tradujo en una reducción del 3% en el precio de venta al público entre julio y octubre último, según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).


De todos modos, la inflación, que había comenzado un paulatino sendero de desaceleración en abril, luego de que en marzo marcara el pico anual con 4,8% y alcanzara en agosto al 2,5%, tuvo un rebote alcista y puso en alerta nuevamente al Gobierno.


Consciente de la necesidad de una estrategia más dura, el Poder Ejecutivo definió a comienzos de octubre reemplazar a la titular de la Secretaría de Comercio Interior, Paula Español, por Roberto Feletti, ex viceministro de Economía en el primer mandato de la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas