"LA COLUMNA DEPORTIVA”


Hola compañerxs, en esta entrega voy a referirme específicamente al Rugby, uno de los deportes en los que el respeto por el rival y el juego limpio son premisas fundamentales.   


Por Luis Paz (Encargado de Deportes de Nuevo Encuentro)





Características del Rugby:


El rugby es un deporte de contacto que se juega en equipo. Como vamos a ver a continuación, tiene un origen común con el Fútbol, aunque a simple vista apenas se parezcan. Por ejemplo, en el Rugby se pueden usar tanto las manos como los pies para jugar el balón.  La pelota es de forma ovalada y el objetivo del juego es colocarla en la zona de gol para anotar más puntos que el equipo rival. Para ello puede ser llevada, pasada y pateada. Aunque existen porterías, sólo se utilizan en momentos puntuales del juego. No son el objetivo prioritario para sumar puntos.


El deporte original cuenta con 15 jugadores por equipo, pero en la actualidad existen variaciones con menos. La más popular con 7, denominada Rugby Sevens. A pesar de ser un deporte muy físico y aparentemente violento, lo cierto es que en él priman el juego limpio y el respeto. Pocas veces se verán lesiones por juego sucio o discusiones con el árbitro. De hecho, es frecuente que después de cada partido se celebre el denominado «Tercer Tiempo». Un encuentro de jugadores de ambos equipos, cuerpo técnico, árbitros e incluso parte del público para comentar el partido, tomar algo y fomentar la camaradería.




Historia del Rugby. Origen y Evolución:


Como acabamos de comentar, Fútbol y Rugby tienen el mismo origen. Ambos se basan en el denominado Fútbol de Carnaval, una competición tradicional británica celebrada en las aldeas durante los carnavales y que no tenía ni una superficie de juego delimitada ni unas normas claras. Durante la primera mitad del siglo XIX, las universidades británicas empezaron a desarrollar aquel juego y a practicarlo, cada una de ellas con sus propias reglas. A medida que fue avanzando el tiempo y las comunicaciones se facilitaron, dieron origen a torneos interuniversitarios que se fueron haciendo más frecuentes. A pesar de que antes de cada encuentro se preestablecían las normas del partido, eran habituales las discusiones y desacuerdos. Esto generó la necesidad de crear unas reglas escritas aplicables a todo el mundo.


Se dice que en 1823 un estudiante de esta universidad se saltó las normas del partido y agarró el balón con la mano para llevarlo hasta la meta contraria. A partir de entonces la historia del rugby cambió cuando esta universidad modificó sus propias reglas para incluir el juego con las manos. No se sabe si esto es cierto, pero el World Rugby (organismo que regula este deporte internacionalmente) reconoce la anécdota. Dado que en cada universidad se jugaba de manera distinta, muchas empezaron a desarrollar su propio reglamento a fin de que se convirtiera en el oficial. El que primero vio la luz fue el de la Universidad de Rugby, en 1848.     

                                                     

Esta distinción (el juego con las manos) era una de las características que aparecía en Las Reglas de Rugby, como se denominó aquel primer reglamento escrito. Pero hubo universidades, como la de Cambridge, que no estuvieron de acuerdo con esta forma de jugar. Consideraban que utilizar sólo los pies requería mayor habilidad y destreza para guiar el balón, haciendo más interesante el juego. Tras años de controversia, las distintas universidades se fueron dividiendo entre quienes usaban las manos o sólo los pies. Finalmente, esto se tradujo en la creación de 2 deportes totalmente distintos: Fútbol y Fútbol Rugby.




Evolución del Rugby:


Tras la creación del reglamento, el Fútbol Rugby comenzó a desarrollarse dentro de las Islas Británicas y de las Colonias del Imperio. Así en 1882 se empezó a disputar el Torneo 4 Naciones Británicas. A él se unió Francia en 1910 dando lugar al 5 Naciones. Y a inicios del siglo XX, se formó lo que hoy en día conocemos como el Torneo 6 Naciones, tras la incorporación de Italia. 

El primer partido internacional se jugó en 1871 entre las selecciones de Escocia e Inglaterra. En 1882 ambas, más Gales e Irlanda comenzaron a disputarse el Torneo de las Cuatro Naciones y significó el primer crecimiento internacional. 


El rugby es un deporte de considerable y antigua difusión en Argentina. En 1873 se jugó el primer partido de rugby, y en 1899 se fundó la River Plate Rugby Championship, antecesora de la Unión Argentina de Rugby (UAR).  En 1932, Australia y Nueva Zelanda también crearon su propia competición, la Copa Bledisloe. Tuvieron que pasar más de 60 años para que se uniese un tercer país, Sudáfrica en 1996. Entonces pasó a denominarse Torneo 3 Naciones.    En 2012 también se integró Argentina, con lo que el torneo pasó entonces a llamarse Campeonato de Rugby, más conocido por su nombre en inglés «The Rugby Championship».   


Actualmente existen multitud de competiciones internacionales de Rugby. La más destacada es el Mundial de Rugby que se celebra cada 4 años y que se disputó por primera vez en 1987. Es la tercera competición que más recauda globalmente

En 1995 World Rugby permitió la profesionalización, decisión a la que se opuso fuertemente durante años, expandiendo con los años el rugby a países novatos con tradición rugbística; como los Estados Unidos, Japón y Sudamérica. En 2016 el deporte regresó a los Juegos Olímpicos, en su modalidad de siete jugadores.





Principios del Rugby:

Como hemos comentado, el Rugby se basa en el juego limpio. El propio reglamento hace múltiples referencias a él y considera que no practicarlo pondría en peligro el futuro del propio deporte.  Aunque la presión física extrema está presente sobre el terreno de juego en todo momento, jugadores y árbitros deben saber dónde está el límite. En ningún momento puede buscarse hacer daño de manera voluntaria o maliciosa.   


El espíritu del Rugby responsabiliza del cumplimiento de las reglas a todos los integrantes del deporte por igual: árbitros, capitanes, jugadores y entrenadores.

Este espíritu se basa en 5 Principios Fundamentales recogidos por el Reglamento Internacional:   


Integridad. Punto central del Rugby que viene dado por la honestidad y el juego limpio.


Pasión. El Rugby genera entusiasmo, adhesión emocional y sentido de permanencia a toda la familia mundial de este deporte. Por eso quien lo vive lo hace con un apasionado entusiasmo por él.


Solidaridad. Las diferencias geográficas, culturales, políticas y religiosas se ven trascendidas por la camaradería, el trabajo en equipo y la lealtad del Rugby, dando lugar a amistades que duran toda la vida.


Disciplina. Parte fundamental del juego dentro y fuera de la cancha. Se refleja en el cumplimiento de las Leyes, Regulación y Valores Centrales del Rugby.


Respeto. A compañeros, oponentes, oficiales y a todos los involucrados en el juego en general.



Esto es todo por ahora, en la próxima entrega seguiremos desarrollando varios temas más del Rugby pero quiero aclarar y agradecer infinitamente a Mauro Dimasi, entrenador de Las Indias Rugby de Bolívar que, a mi pedido, me preparó un informe muy completo sobre el que hago esta nota, ya que sin su colaboración desinteresada no me hubiera sido posible.   


Muchas gracias a todxs, nos vemos en la próxima entrega.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas