La industria tuvo un crecimiento récord en diciembre y alcanzó el nivel más alto en tres años



«La economía argentina finalizó 2021 con una notable reactivación en la mayoría de sus sectores productivos, particularmente en los productores de bienes, que ya superaron con holgura los niveles de prepandemia. Para la gran mayoría del complejo industrial, diciembre de 2021 fue el mejor en al menos cuatro años», señalaron este lunes desde el Ministerio de Desarrollo Productivo en un informe de coyuntura elaborado por el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI).


El balance fue altamente positivo en materia industrial: según la estimación preliminar del Ministerio, la actividad industrial alcanzó el mayor nivel desde abril de 2018 (mes en que comenzó la crisis cambiaria durante el Gobierno de Macri), y se ubicó 13,3 % por encima de diciembre de 2019.


Pero, más allá del desempeño general (con doce de catorce sectores con cifras superiores a 2019), hubo ramas particulares que alcanzaron máximos niveles históricos y otras que superaron registros en una década. Los casos de despachos de cemento que acompañó la fuerte recuperación de la Construcción y la reactivación de la obra pública, de importación de bienes de capital o de consumo eléctrico en la industria de bebidas tuvieron el mejor registro para un mes de diciembre en toda su historia.


Otros casos fueron los de refinación y producción de petróleo, que alcanzaron los mejores registros desde diciembre 2011; producción de acero crudo e industria metalmecánica, que alcanzaron marcas comparables con diciembre de 2014; automotriz, que tuvo el mejor diciembre desde 2016.


En la comparativa internacional, el desempeño de la industria argentina fue uno de los más altos, por encima de países como Estados Unidos, Japón, Alemania, Brasil, Francia, España, India, entre otros.



Uno de los casos más paradigmáticos fue el de la producción automotriz, que terminó 2021 con una suba del 38,1 % frente a 2019. La recuperación del sector fue particularmente notable, producto de la baja a nivel internacional de la producción de autos por la escasez mundial de semiconductores. «En un mundo en donde la industria automotriz cayó por la falta de semiconductores, aquí crecimos como ningún otro país», celebró el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.


Según el funcionario «la mejora automotriz se explica porque cambiamos la política industrial. Los patentamientos de autos nacionales pasaron del 29,9 % del total al 50,2 % en dos años», lo que impulsó la producción. «También crecieron las exportaciones automotrices un 16 % contra 2019. Eso ocurrió gracias a que la nueva política automotriz generó un fuerte incentivo a exportar, por ejemplo, a través de la baja de retenciones para las exportaciones incrementales», sostuvo.


Por otro lado, el titular de la cartera productiva destacó el crecimiento del empleo industrial, y recordó que «con Macri el empleo industrial formal cayó en 46 de 48 meses de gobierno». «Ahora llevamos más de un año consecutivo de recuperación, y tenemos 40.000 empleos más que en 2019», manifestó.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas