Los 10 municipios bonaerenses que volverán a las clases presenciales por la baja de contagios

El gobierno bonaerense informó este martes que en el marco epidemiológico diez municipios del interior bonaerense dejarán de estar en Fase 2 y tendrán menos restricciones ya que pasarán a Fase 3. Se trata de los municipios de Bahía Blanca, General Alvear, General Guido, General Pueyrredón, Monte, Ramallo, Saavedra, San Antonio de Areco, San Pedro y Tandil, que a partir de la semana que viene volverán a la presencialidad escolar.

Para que estos municipios pasaran a Fase 3 y puedan tener clases presenciales tuvo que bajar la incidencia de casos. Es decir, que haya menos de 500 casos cada 100 mil habitantes.


“La diferencia es la incidencia de casos, si algún distrito o aglomerado tiene una incidencia menor a 500 casos cada 100.00 habitantes, están en Fase 3, y si tiene más de 500 casos están en Fase 2. A eso se le agrega un criterio adicional que es el de ocupación de camas de terapia intensiva, si está por encima del 80% corresponde que esté en Fase 2″, volvió a explicar este martes el Jefe de Gabinete bonaerense Carlos Bianco al anunciar los cambios de fases en los municipios.


En la habitual conferencia de prensa que Bianco realiza junto al ministro de Salud, Daniel Gollan, el Jefe de Gabinete también dijo que la Provincia “no discrimina a ningún municipio”.


En la semana hubo algunos intendentes que reclamaron la suba de fase explicando que estaban en condiciones de volver a la presencialidad escolar, como el intendente de General Pueyrredón y Bahía Blanca, Guillermo Montenegro y Héctor Gay.


Bianco dijo que estuvo “todo el fin de semana chateando con Montenegro explicándole que no había discriminación”. Ironizó el cruce de mensajes y dijo que el jefe comunal General Pueyrredón “es casi mi mejor amigo”. Este martes, fue el propio gobernador Axel Kicillof quien le comunicó al intendente marplatense que su distrito pasaba a Fase 3.


“Bahía Blanca tiene una incidencia de 471 casos, ven que no hay ninguna discriminación. Cuando tenía más de 500 estaba en Fase 2, cuando tiene menos de 500 pasa a Fase 3. Es un cálculo, un cociente; nada más que eso”, describió Bianco.


La situación sanitaria en la provincia de Buenos Aires es algo más holgada a como se encontraba hace un mes cuando los casos comenzaron a ceder luego de un pico de 12.008 casos promedio semanal. Desde ese momento, en la tercera semana de mayo, hubo una caída acumulada del 42%.


En tanto que los municipios de Tres Lomas y Villarino, pasan de Fase 4 a Fase 3.

Esta semana, hay 59 municipios en Fase 2, 73 municipios en Fase 3 (que incluye la presencialidad escolar) y tres municipios en Fase 4.


“Son buenas noticias las que estamos recibiendo todas estas semanas, hay menor cantidad de casos, se están desocupando camas de terapias intensivas. Eso nos pone orgullosos por el trabajo que hicieron todas y todos los bonaerenses, que hemos evitado, con todas las medidas de cuidados, el colapso del sistema sanitario. Estuvimos muy cerca, por eso se tomaron todas las medidas que se tomaron”, remarcó Bianco.


Por su parte, Gollan también reflejó: “Venimos asistiendo a una caída constante, sostenida, de la cantidad de casos que se registran en la provincia en concordancia con lo que se sucede en el resto del país”.

Últimas Noticias
Noticias Destacadas